Los hermanos Kunz


Hace algunas semanas nos empezaba a llegar información sobre estos hermanos. Padres, compañeros, personal del Liceo, nos comentaban sobre su situación y sobre ellos en particular. Este interés común nos hizo “parar la oreja” y decidimos interiorizarnos un poco más.

La situación era realmente apremiante. Tenían una deuda enorme y prácticamente imposible de pagar, su destino estaba resuelto fuera de la Institución. Todos los días debían viajar hasta su pueblo, Humboldt, ya que no podían quedarse más a dormir (eran internados), además de otros sacrificios que les restaban tiempo de estudio y descanso. Pero esta historia, que pudo ser igual a la de cualquier otro alumno que, por problemas económicos, debe dejar el Liceo, tenía un pequeño ingrediente especial; los cadetes son excelentes. Son queridos por sus compañeros, por sus superiores, militares y civiles. Ambos están en el cuadro de honor y pese a las peripecias que tuvieron que pasar durante el año, no bajaron el nivel NUNCA. Y no hay nada que nos llene más de orgullo a los excadetes que ver a jóvenes que aman lo que hacen y, sobre todo, que aman el lugar en donde están, nuestro Liceo Militar.

Los Kunz, junto al presidente del CEC, Carlos Uleriche, Roberto Casabianca y José Francischetti

Por nuestra parte, hicimos las discretas averiguaciones del caso y lo presentamos en Comisión Directiva para su tratamiento y análisis. A priori, era un asunto imposible de resolver debido al abultado monto, pero como siempre decimos, uno nunca sabe de dónde va a salir un excadete para dar una mano. Y así fue.

La luz se pudo vislumbrar de la mano de la GLORIOSA promoción 9, que ya beca a 3 cadetes y, además, hace donaciones al Liceo de distinto tipo. En una cena, en la tradicional “juntada” de la promo, luego de exponer el caso, alguien dijo: “esto se resuelve esta noche”. Y así fue.

El aporte mayoritario de “la 9” permitió que otros aportantes se vayan sumando para lograr el milagro.

Hoy, gracias al esfuerzo de todos los que decidieron que estos cadetes merecían una nueva oportunidad; superiores, padres de otros cadetes, promociones y excadetes varios, la deuda ha sido regularizada y los hermanos Kunz han vuelto a su vida normal de cadetes. La beca integral aplicada incluye, además, la reinscripción anual.

Estas becas se sumarán a las otras que venimos otorgando y que continuaremos en el 2020. Cerramos este 2019 con un total de 10 becas a cadetes y alumnos. Esperamos para el próximo año aumentar esa cantidad. Gracias, a todos los aportantes. Gracias promoción IX, encabezada por sus representantes, Roberto Casabianca y José Francischetti. Gracias Erich Zwiener. Y gracias a nuestros socios, que con su modesta cuota societaria hacen posible que nuestro Centro ayude en esta tan importante misión. Esto sería mucho más grande, si pudiéramos contar con la adhesión de más excadetes. Necesitamos que se hagan socios. Sean parte del CEC, grandes cosas se aproximan y tienen que ser parte de ellas. Asociate al CEC.

#CEC