Quinto asado de camaradería


De a poco retomamos las actividades habituales del Centro luego de las merecidas vacaciones de invierno, esta vez con muchas novedades que se fueron gestando en este último tiempo en las subcomisiones. Antes que nada quisiéramos agradecer a la promoción XX que, a través de Horacio Paulazzo, donaron dos chivos para nuestro tradicional asado que fueron el deleite de todos, gracias a las manos mágicas de nuestro asador oficial, Oscar Figlia, junto a la inestimable ayuda de Hector Montini.

Contamos con la presencia del director del Instituto, el coronel Sergio Taboada, junto a otros 30 comensales de distintas promociones con quienes, antes de almorzar, brindamos por la salud de nuestro camarada de la promoción 2, Oscar Mateo.

En la presentación, nuestro presidente, Carlos Uleriche, transmitió a los presentes los avances en el desarrollo de las subcomisiones de Cultura, Deportes y Becas. Así mismo aprovechó la ocasión para felicitar al director por el resultado de las pruebas Aprender, donde el Instituto obtuvo resultados más que satisfactorios y por la puesta en marcha de la pileta; nos llenan de orgullo ambos logros ya que nuestro Centro ha colaborado activamente en ellos. Cultura: la flamante subcomisión está con grandes ideas para seguir colaborando y enriqueciendo a la vida cultural liceísta. Estamos estableciendo objetivos y metas y esperamos, para antes de fin de año, poder traer a un especialista en problemáticas actuales de la juventud. Así mismo ya trabajamos para la agenda 2019. Cabe aclarar que el CEC desde siempre y por estatuto, colabora con el Liceo en distintas propuestas culturales, la diferencia es que ahora hay una subcomisión que va a trabajar más activamente para que su labor sea constante y más significativa. Se está contemplando también, comenzar a expandir los alcances de dicha subcomisión al medio civil externo al Liceo.

Deportes: seguimos avanzando en hockey y rugby. En hockey estamos en pleno desarrollo de dos nuevas divisiones, sub 16 y masculinos, mientras continuamos afianzando los equipos que están en competencia. En rugby, ya somos oficialmente parte de la Unión Santafecina de Rugby, por lo que nuestro CEC es ahora, también, un club de rugby. Actualmente estamos en pleno desarrollo de divisiones infantiles, a la vez que vamos dando los primeros pasos para sumar más categorías. Becas: Roberto Casabianca, titular de la subcomisión de becas, nos dio un resumen de las actividades de la subcomisión, que actualmente abarca dos becas para cadetes. Con gran emoción nos contó la experiencia de trabajar y hacer seguimiento de los becados y de los resultados de esto, así mismo, su constancia y dedicación lograron sobrepasar el objetivo para este año, por lo que decidieron donar al rugby del Centro la suma de $15.000. Este importantísimo aporte permite y empuja el desarrollo de la actividad, sobre todo en la compra de materiales para el entrenamiento de los jugadores.

Esta subcomisión tiene grandes planes para el año próximo; somos conscientes de la situación actual del país y de lo difícil que se torna, en algunas familias, mantener a sus hijos en el Instituto, por lo que pronto daremos inicio a un sistema de recaudación, en el que, mediante una módica suma, los excadetes podremos aportar para darle la posibilidad a alumnos y cadetes de vivir lo mismo que nosotros. Sin dudas es un gran desafío, pero contamos con el espíritu liceísta, que no se ve, pero cuando se necesita aparece y mueve montañas. Conocemos ya casos puntuales donde esta ayuda será muy bien recibida (alumnos cuyos padres ya piensan en sacarlos del Instituto). El CEC, y en especial esta subcomisión estudiará este y otros casos con especial empeño.

Ha sido una gran jornada excelente, muy positiva y cargada de buena onda y camaradería, como todos nuestros encuentros. En reconocimiento por el trabajo realizado, Roberto Casabianca, Horacio Seiffer y José Frencischetti fueron los elegidos para el tradicional corte del asado. Como novedad queremos contarles que en los próximos encuentros convocaremos a profesores y preceptores que han sido parte de nuestra vida liceísta para que pasen la jornada con nosotros y podamos honrarlos como se lo merecen. Para finalizar, mención aparte para los integrantes de la promoción 35 que, como siempre, son los primeros en llegar y los últimos en irse. Dejamos el último registro fotográfico del grupo y creemos, con indubitable y empírica convicción que, al momento de cierre de esta edición, se encuentran en la misma posición.

Les recordamos que nuestro próximo asado es el 8 de septiembre. ¡¡Nos vemos en la próxima!!

#CEC